Huevo de dragón

Primera aportación, de aquí a tertuliano de Supervivientes, me queda un posado en la playa y dos noches de desenfreno madrileño

Buenos Relatos

PRIMOBICI

Me bloqueo cuando viene el halago. Se apelmaza algo en mí… Supongo que será lo que siente un dragón que no ha eclosionado, antes de salir del huevo.

Creo más en los dragones, con alas, con fuego; que de un huevo de corral pueda salir vida. Los huevos los rompo en el borde de la sartén y sin sal, me los como, casi siempre a la hora de la cena. Es verdad, que solos saben a poco – y no es por la falta de sal -, siempre les acompaño de algo con más sabor, tipo panceta, chorizo, bacón.

¿Cómo de algo tan insípido puede salir algo tan hermoso como un ave rapaz? Me viene a la cabeza esa lechuza gris, llena de mitos y sabiduría chamánica. ¡Es imposible!

Los dragones, sin embargo…

Su huevo, es sólo placenta mineral para protegerles de la crueldad que les espera. Pocos dragones…

Ver la entrada original 210 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s